Test de Inflamación Alimentaria (204 Alimentos)

¡Disfruta de las comidas sin miedo! ¿Cuándo sales a comer fuera de casa, temes por si algo te va a sentar mal? Con el Test de Inflamación Alimentaria, sabrás qué alimentos no tolera bien tu organismo.

Test de Inflamación Alimentaria (204 Alimentos)

Incluye:
  • Extracción de muestra de sangre.
  • Prueba para detectar si tienes sensibilidad a los diversos alimentos.
DESDE 190€
Leer más

Pack Test de Inflamación Alimentaria + Dieta 1 Mes

Incluye:
  • Extracción de muestra de sangre.
  • Prueba para detectar si tienes sensibilidad a los diversos alimentos.
DESDE 255€
Leer más

Pack Test de Inflamación Alimentaria + Dieta 3 Mes

Incluye:
  • Extracción de muestra de sangre.
  • Prueba para detectar si tienes sensibilidad a los diversos alimentos.
DESDE 355€
Leer más

¿En qué consiste la prueba de sensibilidad alimentaria?

Con el Test de Inflamación Alimentaria, podrás conocer qué alimentos de la dieta mediterránea (más de 200), te producen sensibilidad alimentaria. Esta prueba, analiza los alimentos e indica el nivel de sensibilidad de leve a grave que tu cuerpo genera.

  • Kit de extracción
  • Análisis para detectar la sensibilidad
  • Resultados con cada alimento
  • Informe explicado por un especialista
  • Tarjeta plastificada con los alimentos que te provocan inflamación
  • Dieta personalizada de 1 o 3 meses por un nutricionista (opcional)

Esta prueba de sensibilidad alimentaria, analiza 204 alimentos de la dieta mediterránea:

Cereales Especias Frutas  Frutos secos  Lácteos y huevos  Legumbres  Pescados  Verduras  Otros 
Afrecho de trigo
Albahaca
Aguacate 
Almendra
Clara de Huevo 
Garbanzo 
Abadejo 
Acedera 
Aceite de girasol 
Arroz
Anís, curry, comino 
Albaricoque 
Anacardo
Lecha/Queso de cabra 
Judía Blanca
Almeja, ostra 
Acelga 
Aceite de oliva 
Espelta
Azafrán 
Arándano 
Avellana
Leche/Queso de oveja 
Lenteja
Anchoas 
Achicoria 
Agar agar 
Grano de maíz
Canela  
Cereza 
Cacahuete
Leche/Queso de Vaca 
Soja 
Anguila 
Ajo 
Alcaparra 
Harina de alforfón
Cilantro 
Ciruela 
Castaña
Mantequilla 
 
Arenque 
Alcachofa 
Boletus edulis 
Harina de avena
Clavo 
Coco 
Dátil
Queso Edam 
 
Atún 
Apio 
Brotes de bambú 
Harina de cebada
Cúrcuma  
Frambuesa 
Nuez
Queso Emmenthal 
 
Bacalao 
Berenjena 
Cacao 
Harina de centeno
Hierbabuena  
Fresa 
Nuez de Brasil
Queso Gouda 
 
Berberechos 
Berro 
Café 
Harina de trigo
Hinojo 
Granada 
Nuez de Macadamia
Queso Leedamer 
 
Besugo 
Brócoli 
Chufa 
Malta
Jengibre 
Higo 
Pasa
Queso Mozzarella 
 
Caballa 
Calabacín 
Glutamato 
Mijo
Laurel, eneldo, perejil y su raíz  
Kiwi 
Piñones
Queso Parmesano 
 
Cabracho 
Calabaza 
Gluten 
Quínoa
Mostaza  
Lima
Pistacho
Queso Roquefort 
 
Calamar 
Cebolla 
Leche de soja 
 
Nuez moscada 
Limón 
 
Queso Suizo 
 
Cangrejo, langosta, gamba 
Champiñón 
Levadura 
 
Orégano
Mango 
 
Yema de huevo 
 
Caviar Negro 
Col lombarda 
Levadura de cerveza 
 
Pimentón  
Manzana
 
Yogur 
 
Dorada 
Coles de Bruselas 
Lúpulo 
 
Pimienta negra, verde y blanca
Maracuyá 
 
 
 
Lenguado 
Coliflor (cruda) 
Manzanilla 
 
Pimienta roja/guindilla 
Melocotón 
 
 
 
Lubina 
Endivia 
Miel 
 
Romero
Melón dulce 
 
 
 
Lucio 
Espárrago 
Olivas verdes 
 
Tomillo  
Membrillo
 
 
 
Mejillón 
Espinacas 
Regaliz 
 
Romero
Mora 
 
 
 
Merluza 
Guisante 
Semilla de lino 
 
 
Naranja 
 
 
 
Mero 
Habas 
Sésamo (grano machacado) 
 
 
Nectarina 
 
 
 
Navajas 
Judía verde 
Té negro 
 
 
Papaya 
 
 
 
Paz gallo 
Lechuga 
Té verde 
 
 
Pera 
 
 
 
Percebe 
Nabo 
Vainilla 
 
 
Piña 
 
 
 
Pez espada 
Patata 
 
 
 
Plátano 
 
 
 
Pulpo 
Pepino 
 
 
 
Pomelo 
 
 
 
Rape 
Pimiento 
 
 
 
Sandía
 
 
 
Salmón 
Puerro 
 
 
 
Uva 
 
 
 
Sardina 
Rábano picante 
 
 
 
 
 
 
 
Trucha 
Remolacha 
 
 
 
 
 
 
 
Vieira 
Repollo / col 
 
 
 
 
 
 
 
 
Rúcula 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ruibarbo 
 
 
 
 
 
 
 
 
Zanahoria